headerphoto

El Gobierno de Castilla la Mancha en sus horas más silenciosas.

Los 913 vecinos y amigos de Priego que firmaron en contra de la privatización de la residencia de mayores, no son los únicos que no han recibido respuesta por parte del gobierno de Castilla la Mancha. 
El pasado 25 de septiembre, la Diputación de Cuenca aprobó por mayoría absoluta una moción presentada por Izquierda Unida. 
Esta moción instaba a la JCCM a la puesta en marcha inmediata con gestión pública de las residencias de mayores de Priego, Beteta y Cañete. 
La moción fue aprobada por el PP, IU y la abstención del PSOE conquense. 
Son cuatro los  puntos los que el pleno de la Diputación elevó al gobierno regional para su contestación por escrito. 
1- Exigir a la JCCM la finalización de las obras para su puesta inmediata en marcha de la residencia de Beteta
2-Exigir a la JCCM la inmediata apertura y puesta en marcha de la residencia de Priego. 
3-Exigir a la JCCM en el caso de la residencia de Cañete la concesión de plazas públicas , y que se estudie el cambio de gestión a pública una vez que termine el actual modelo de gestión. 
4-Solicitar a la JCCM la autorización para la gestión pública para las residencias antes nombradas, y otros casos similares, pues en última instancia es quien debe tutela financieramente estos servicios. 
A fecha de hoy, 16 de octubre, la JCCM tampoco ha tenido a bien contestar al emplazamiento de nuestra Diputación Provincial 
Que el gobierno regional  ningunee las firmas de casi un millar de vecinos, que haga caso omiso a los comunicados en contra de la privatización de la residencia de Priego de Podemos Cuenca, Izquierda Unida Cuenca, PCE Cuenca, Izquierda Socialista Cuenca, CC.OO Cuenca (FSC), UGT Cuenca, Cuenca Ahora y de Plataforma Sanidad Pública  Cuenca, entra dentro de lo esperado de un gobierno que hace tiempo que es ciego, sordo y mudo con los movimientos ciudadanos , pero que también margine con su silencio a una institución pública provincial, es que algo está fallando en un gobierno que debería ser de todas y todos. 








Un gobierno que no escucha, que es ciego, y mudo.

Hace unas semanas, algunos vecinos de Priego comenzamos a recabar firmas para instar al Gobierno de Castilla la Mancha la apertura de la Residencia de mayores de Priego.
Pretendíamos así, que nuestro gobierno regional recapacitara en su afán privatizador de este servicio público asistencial, pues no entendíamos que un gobierno, a priori, socialista, fuese capaz de hacer lo que hasta ese momento había siempre criticado del anterior gobierno.
Redactamos un manifiesto sin mácula en defensa de lo público y de la calidad asistencial de nuestros mayores. Manifiesto que pronto fue suscrito por partidos políticos como, Podemos, Izquierda Unida, PCE e Izquierda Socialista (PSOE)
También los sindicatos, CC:OO y UGT, la asociación, Cuenca Ahora, y la Plataforma Sanidad Pública Cuenca, se adhirieron a esta movilización ciudadana.
Todos estos partidos políticos, sindicatos, y asociaciones, han emitido sus correspondientes comunicados en los medios de comunicación afeando la conducta de la JCCM y exigiendo la gestión de la residencia desde una óptica 100% pública.
Fueron 913, las firmas de vecinos y amigos de Priego las que se recogieron en contra de la privatización de nuestra residencia.
Estas firmas, junto a nuestro manifiesto, fueron enviados a la señora Consejera de Bienestar Social, el día 6 de septiembre. Ante la ausencia de contestación, lo volvimos a enviar  otra vez el 20.
Cuando ya ha pasado más de un mes, los vecinos seguimos sin respuesta de la citada consejera.
 Ahora es cuando nos preguntamos la razón de este silencio de un gobierno que no escucha, que es ciego, y mudo ante este clamor social.
Para más INRI, el proceso privatizador impulsado por la JCCM, está paralizado temporalmente por el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales, dependiente del Ministerio de Hacienda.
Durante este silencio gubernamental, las sospechas crecen y se convierten en certidumbres.
Queremos respuestas de la señora Consejera, queremos saber qué opina de nuestros argumentos y que va a hacer a partir de ahora.
Tanto los vecinos, como las organizaciones políticas, sindicales y sociales, que nos apoyan, seguimos con la mano tendida para sentarnos a hablar sobre este tema en el que somos actores principales.
No entenderíamos más silencios del gobierno regional ni retrasos injustificados en la apertura de la residencia.