headerphoto

Un ayuntamiento agotado y amortizado



Lo malo que tiene vivir de las rentas, es que se acaban, y es precisamente eso lo que le esta sucediendo a nuestro queridisimo alcalde de Cuenca, Francisco Javier Pulido, señor de esta tierra, amen de otras dignidades.


Atrás queda el ilusionante proyecto que entre todos lo conquenses estábamos construyendo con el que pasara a la historia como el mejor alcalde de Cuenca, José Manuel Martinez Cenzano.


De esa etapa de progreso y futuro ya no queda nada, el Pp de Cuenca se ha encargado de enterrar el proyecto de ciudad que tanto trabajo costo hacer entre todos, solo queda el desprecio y la prepotencia de unos nuevos gestores municipales que aparte de no trabajar por Cuenca, se han encargado de dinamitar todos los puentes hacia el dialogo y el entendimiento entre las fuerzas políticas, asociaciones y sindicatos.


Es un ayuntamiento agotado y amortizado, agotado por la nula gestión de un proyecto viable e ilusionante para Cuenca, si no fuese por el BALÓN DE OXIGENO que le ha proporcionado el Plan Zapatero, la parálisis de las obras publicas en la ciudad seria un hecho incuestionable.


Un plan que que Pulido se encargo de menospreciarlo calificándolo de "caramelo", pero que ahora se aferra a el como un bote salvavidas de su nula capacidad de gestión, además el alcalde con la inmodestia que le caracteriza intenta apuntarse el tanto de las obras del Fondo Zapatero porque, probablemente, sea las únicas que inaugure en esta legislatura, debido a la falta de imaginación del equipo de Gobierno del PP para atraer inversiones a Cuenca y ejecutar proyectos.


Es un ayuntamiento amortizado, porque los Conquenses ya han visto hasta donde puede llegar la derecha para seguir en el poder, no dudan en seguir mintiendo , manipulando y enfrentando a la ciudadania para que la opinión publica se olvide de las graves carencias de gestión, abocando a las arcas municipales al descalabro económico.


De nada sirven los paños calientes, de nada sirve conformarnos con lo que el Pp de Cuenca nos están haciendo, de nada sirve las cataplasmas con las que nos intentan cofundir y engañar,el desgobierno unido al despilfarro son síntomas evidentes de que la crisis por la que esta pasando el ayuntamiento es un pesado lastre para el progreso de la ciudad, no nos engañemos, la única salida digna para el ayuntamiento de Cuenca, es la dimisión irrevocable e inmediata del Señor Alcalde de Cuenca

Descarga el articulo en word, Pincha aqui

2 comentarios:

David Carrascosa dijo...

Lo peor de todo, amigo, es que cuando se vayan sólo van a dejar tierra quemada.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

ay... si dejara la tierra y no la vendiera...