headerphoto

La Internacional como nunca antes la habias escuchado



Es para mi un orgullo poder compartir la Internacional en una nueva versión que espero que os guste.
Lo que dice la canción está plenamente vigente en los tiempos que nos ha tocado vivir.
No puedo dejar la ocasión para felicitar efusivamenye a todos aquellos trabajadores pioneros en reclamar sus derechos, muchos de ellos perseguidos, encarcelados y represaliados por tan nobles propósitos.

Vaya por ellos mi reconocimiento y eterna gratitud.

¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO Y LA CLASE OBRERA¡

2 comentarios:

Pedro Bustos dijo...

Muy buen arreglo del himno. En verdad me ha emocionado. Quien tuvo la idea de encargarla acertó, azul y negro es un grupo muy bueno.Gracias por ponerla a disposición y que la podamos escuhar, es buenísima.

el socialista dijo...

Es un verdadero placer poder compartirla con vosotros y en especial contigo, Pedro.

Aquí os dejo la letra para poder disfrutar plenamente de La Internacional.

Arriba los pobres del mundo
En pie los esclavos sin pan
alcémonos todos al grito: (en otra versión: y gritemos todos unidos:)
¡Viva la Internacional!
Removamos todas las trabas
que oprimen al proletario, (en otra versión: que nos impiden nuestro bien,)
cambiemos el mundo de base
hundiendo al imperio burgués.
Agrupémonos todos,
en la lucha final,
alzan la voz los pueblos con valor
por la Internacional. (Bis)
El día que el triunfo alcancemos
ni esclavos ni dueños habrá, (en otra versión: ni esclavos ni hambrientos,)
los odios que al mundo envenenan (en otra versión: la Tierra será el Paraíso)
al punto se extinguirán. (en otras versiones: del mundo lanzados serán. y de toda la Humanidad (esta última sólo después de "la Tierra...") )
El hombre del hombre es hermano
derechos iguales tendrán
la Tierra será el paraíso,
patria de la Humanidad (en otra versión: de toda la Humanidad).
Agrupémonos todos
en la lucha final.
Y se alzan los pueblos
por la Internacional.
Agrupémonos todos
en la lucha final.
Y se alzan los pueblos ¡con valor!
por la Internacional.
En otra versión:

Que la tierra de todos sus frutos
dicha y paz a nuestro hogar,
que el trabajo sea el sostén que a todos
de su abundancia hará gozar.